Educación en Comerciales

Publicado: octubre 24, 2010 en Opinión

Sin duda la educación se ha convertido en un gran tema desde la Revolución Pingûina del año 2006, generándose un quiebre en las prioridades, no sólo de la agenda pública, sino también de la ciudadanía.

Se ha demostrado que hoy más que nunca se necesita levantar el prestigio de la educación. La creciente e injustificada desvalorización de la educación pública y de la carrera docente, que ya lleva más de 40 años, causa estragos en el sistema mismo. La discusión se entrampa en discusiones muy teóricas como lo son el lucro en la educación, o en temas tan técnicos como cuántas pizarras electrónicas son necesarias por niño. No digo que no sean temas importantes, pero son discusiones de un nivel tan avanzado que muchas veces la sociedad en general (quienes finalmente son los que reciben la educación) no los entiende o simplemente no le interesan, lo que finalmente aleja al mundo educativo del mundo social.

Dos iniciativas para revertir esta situación han surgido en el último tiempo, intentando dar a la ciudadanía un papel más protagónico en la educación. El primero es Educación 2020, movimiento ya conocido por muchos, que cuenta a la fecha con más de 70.000 adherentes. Educación 2020 ha ganado un espacio importante principalmente gracias a la prensa, y no es raro encontrar a Mario Waissbluth (Fundador) dando entrevistas en televisión y radio. Sin embargo, también han sacado algunos spots televisivos que han dado de qué hablar.

Los primeros, el año 2009, son bastante crudos, y uno causó mucha controversia. Muestran la realidad escolar en cifras, con colores fríos, intentando mostrar un panoraba oscuro, casi apocalíptico, que debe ser solucionado. El lema “Se Acabó el Recreo” reafirma una realidad catastrófica de la cual hoy nadie de hace cargo.

Durante esta semana comenzó un nuevo movimiento derivado de Educación 2020 llamado En Tus Manos, el cual pretende convertirse en un gran movimiento ciudadano que haga que la población en general se involucre con el tema como nunca y se manifieste de forma notoria. Otro spot publicitario nació con esta iniciativa, el cual, bajo el lema “Dejemos de pasarnos la pelota” y una estética simple y minimalista intenta mostrar el problema que significa que nadie se haga cargo del asunto, invitando a participar.

Ambas campañas tienen un punto en común, y es que se basan en una idea negativa, es decir, muestran lo mal que está la realidad educativa y lo urgente que es cambiarla. Personalmente no me gusta la idea, pues falta mostrar por qué hay que cambiarla, cuales son los beneficios que nos traería, por qué es importante el cambio.

En contraposición a esto se encuentra Elige Educar, excelente iniciativa que lamentablemente no ha tenido la cabida que debería en los medios de comunicación. Su objetivo es comprometer a la sociedad en la educación y captar profesionales que quieran dedicarse a esto a través de una fuerte campaña publicitaria mediante redes sociales como Twitter, Facebook y medios de comunicación más convencionales como lo son la televisión. Para la última han publicado dos comerciales que, a mí parecer, son muy buenos, pues muestran la felicidad que puede causar en uno mismo el ser profesor y dedicarse a enseñar, con colores vivos y sonrisas por todas partes.

Es posible comparar los spots con las campañas en el Pebliscito de 1989 (antes de que algunos se enojen por algún tema delicado, estoy hablando en un sentido absolutamente estético y en ningún caso político). La campaña del Sí se enfocaba en mostrar un pasado oscuro a principios de los 70, una imágen que podría volver si no se vota “Sí”, en contraposición de la campaña del No que se enfocaba en mostrar un mejor futuro (“La alegría ya viene”). En otras palabras, competían una campaña negativa contra una campaña positiva.

A pesar de que las campañas mostradas aquí persiguen el mismo fin y no están compitiendo sino colaborando entre ellas, utilizan caminos muy distintos. Mientras que Elige Educar se basa en una campaña positiva, mostrando lo bueno que es participar del sistema educativo, E2020 se ha empeñado en hacer una campaña negativa, mostrando lo malo que es no hacerlo. La historia ya nos mostró hace 20 años qué tipo de campaña tiene mejores resultados, por lo que E2020 debería replantearse su estrategia publicitaria si quiere seguir surgiendo. Ya lograron movernos el piso y dar una señal de alerta, y estuvo bien, pero no sería malo que se abrieran a la posibilidad de mostrar un mejor futuro y convencer a la ciudadanía de que su participación efectivamente es útil.

Anuncios
comentarios
  1. Patricia dice:

    Creo que partes de un supuesto falso cuando dices que “las campañas mostradas aquí persiguen el mismo fin”. Eso no es cierto y te lo explico: mientras E2020 busca mejorar la educación enfocándose en cambiar las políticas públicas, EligeEducar plantea una “solución” práctica que es mejorar el nivel de los profesores. Dicho de un modo más sencillo se enfoca en una de las propuestas de E2020, pero llevándola a la práctica.

    Cuando quieres cambiar algo tienes que empezar por mostrarle al resto porqué es necesario hacerlo, o sea, porqué el otro sistema no funciona (y porqué el tuyo podría ser mejor). Sin embargo, en muchos casos, primero tienes que crear una conciencia de que las cosas no se están haciendo bien, pues sobre todo en el tema de la educación esa perspectiva se distorsiona (por ejemplo: cómo le explicas a una señora que sólo legó hasta 4to básico que su hijo, egresado de 4to medio y pronto a entrar a estudiar en una universidad o un instituto, está recibiendo una mala educación. Ella no tiene herramientas suficientes para evaluar eso).

    Eso es más o menos lo que hace E2020. Elige Educar, en cambio, se enfoca en un sólo eje, sin tomar en cuenta el problema desde un punto de vista sistémico.

    Mientras E2020 llama a la crítica y a la reflexión, EE llama a la acción directa, muy al estilo de programas como Un Techo para Chile u otros de voluntariado que, si bien ayudan, no contienen medidas sistémicas y de fondo.

    En el fondo, creo que tu análisis puede ser muy interesante desde el punto de vista publicitario, pero se queda cojo en el análisis sociológico, del análisis de movimientos sociales.

    Saludos!

    • Patricia:

      Primero que nada gracias por tu comentario. Algunas aclaraciones:

      En cuanto a lo primero, cuando hablo de “el mismo fin” no me refiero a los objetivos inmediatos sino al fin último “mejorar la educación involucrando a quienes no están involucrados”, y fue sólo una forma de diferenciarlos con las campañas del Sí y el No que más bien competían y que, si ganaba una opción, la otra perdía (aquí si una gana las dos ganan).

      En segundo lugar, comparto plenamente contigo que EE y E2020 son distintos. De hecho, las campañas de EE persiguen otro tipo de público (jóvenes que quieran decidir su futuro) que las de E2020 (ciudadanía en general). Eso no se pone en discusión aquí, sino la forma en que se hace. De hecho, al incluir en el análisis las campañas de EE lo que intento mostrar es una vía alternativa o más bien complementaria de la cual E2020 podría aprender.

      Entiendo también que E2020 no es un voluntariado sino un movimiento ciudadano, más bien activista, pero eso no hace que constantemente haya que mostrar el lado malo del asunto. De hecho, si ves el documental “Chao Pescao” que intentaba salvar Punta de Choros, notarás que se enfoca en mostrar la belleza del lugar más que los delfines muertos. Apelar a lo positivo en vez de lo negativo.

      Efectivamente cuando quieres cambiar algo tienes que mostrar por qué lo actual no funciona. Por eso mismo es que en algún momento digo “Ya lograron movernos el piso y dar una señal de alerta, y estuvo bien”… el primer paso se logró, pero siento que ahora se debe dar un segundo paso, que es mostrar cómo es una educación mejor. Si E2020 se queda pegado en mostrar la mala educación, en algún momento la reacción pasará de indignación (que es lo que se logra hoy) a desesperanza, y eso puede llegar a ser un problema a la hora de intentar mover a la ciudadanía. Las campañas deben ser complementarias. No digo que E2020 lo esté haciendo mal, sino que podría hacerlo mucho mejor.

      Por último, me alegra mucho que el análisis sea interesante desde el punto de vista publicitario, pues la verdad es que para este caso específico el análisis sociológico no era mi objetivo, y ni siquiera un análisis de comunicacion estratégica más global. De hecho, considero que Educación 2020 ha hecho un trabajo mediático infinitamente mejor que el de Elige Educar, principalmente en lo que es relaciones públicas a través de prensa, eventos, etc. El artículo se enfoca principalmente en los spots publicitarios televisivos y no intenta salir de ahí.

      Una vez más, gracias por tu aporte a la reflexión, que siempre es útil y es, básicamente, lo que intenta este espacio.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s